miércoles, marzo 01, 2006

Joder 2... ¡Jódete!

La semana pasada escribí la primera parte de lo que, la semana que viene será, la trilogía de Joder, la jodida historia que escribí ya hace mucho, mucho tiempo. Ahora bien, la tercera parte todavía no está escrita pero promete... La semana que viene, en el mismo sitio, a la misma hora, la tercera jodida parte. Ahora os dejo con Joder 2... ¡Jódete!


Hace ya un tiempo que el jodido cabrón de Juanjo dejo de visitarme, tal vez su jodida cara ya no será lo que era, tal vez sea un puto trozo de carne asada al amparo de unos jodidos chuchos muertos de hambre, eso sería lo mejor que ha hecho en su jodida vida, dar de comer a unos putos animales callejeros muertos de hambre, entregando, si así fuera preciso hasta los jodidos huevos... fritos. Esta noche no puedo pensar con claridad, mi jodida mente esta como en otro lugar, joder, esta como a un jodido millón de putos kilómetros de este puto antro, incluso diría que esta dándose una vuelta por todos y cada uno de los jodidos rincones donde pueden estar esparcidos los sesos de EL cabrón, el puto Juanjo. Seguramente me estaré volviendo en un puto lunático de pacotilla, una escoria más en este mundo de locos. Siempre creí ser algo más, incluso cuando el hijo de puta de Juanjo me echaba un puto lapo en mi fea cara para deleite de sus grandes ojos llenos de lujuria y vicio, el muy cabrón siempre supo que yo no era un puto loco cabrón, más bien pensaba que era su jodida mascota o algo parecido, ¡ja! nunca pensó que esa jodida bomba pudiera joderle tan bien jodido, bueno, ya se sabe “quien jode el último jode mejor”. Pero también es cierto que quien jode el último jode por última vez, aunque en mi caso fue la primera y la última vez que he puteado a alguien. Tuviste que ser tu Juanjo... ¿sabes lo que te digo? ¡Jódete!, siempre te lo había avisado, siempre te dije que me caías como un trozo de mierda en mis botas de 15 talegos, ¡ay!, mis botas de 15 talegos... jodido cabrón, necesitabas mis botas de 15 talegos para arreglar ese puto agujero en aquellos putos deportivos tuyos que compraste en el puto mercado, eras el más jodido hijo de puta de todo el mundo... pero aún y así todavía te hecho de menos, hecho de menos tus putadas, hecho de menos tus gilipolleces, hecho de menos tus jodidos ojos viciosos, solo hay una cosa tuya que nunca echaré de menos, tu puta vida.

Volveré...

4 Dejaron su granito de arena...

Blogger Arale desde el desierto dijo...

Joder, joder, joder....
Me das miedo joder!!

mié. mar. 01, 02:12:00 p. m. 2006  
Blogger Dammy desde el desierto dijo...

Yo también me tengo miedo, imagínate lo mal que lo paso cuando me voy a dormir, jejeje.

mié. mar. 01, 02:59:00 p. m. 2006  
Blogger Peasho desde el desierto dijo...

Joder, hermano, jodeeeer.... Esta jodida historia es jodidamente oscura y tenebrosa..
No me jodas mientras espero la tercera parte, joder.

mié. mar. 01, 03:24:00 p. m. 2006  
Blogger Dammy desde el desierto dijo...

A decir verdad, tengo por ahí historias que tal vez lleguen a ser hasta más oscuras y tenebrosas que esta.

Por cierto, y hablando de historias oscuras y tenebrosas (jeje), ayer comenté en un granito de arena que iniciaría la trilogía "Cabeza" y no lo he hecho, me parece que voy a por ello... Así no os quejareis de que no actualizo, jejeje.

mié. mar. 01, 03:55:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home