lunes, noviembre 06, 2006

El dolor de Mamen

Después de mi primer amor han existido mujeres que de una manera u otra se han asomado a mi vida, una de estas mujeres fue Mamen.

Mamen era y es una chica sevillana muy simpática, bueno, en realidad era toda una cachonda, costaba verla hablar en serio, hecho que me desconcertaba, aunque he de decir que a mi me pasa igual, siempre estoy de guasa, pero ella me superaba, tal vez era su forma de defenderse de alguna parte de mi que no le gustaba, quien sabe. La conocí por internet hará cosa de 4 o 5 años, por aquel entonces yo tampoco tenía muy claro lo que quería en el plano emocional, supongo que seguía a la caza y captura de cariño, y este cariño lo encontré en la andaluza. El caso es que me encariñé mucho de esta chica, y nos convertimos en algo así como lo que ahora se viene a llamar "amigos con derecho", de hecho éramos tan amigos y había tanto roce que para las amigas de ella yo ya era casi como su novio, aunque nunca llegamos a serlo, por lo menos no de una manera oficial.

He dicho antes que me encariñé mucho de Mamen, y así es, tras no pocas visitas a Sevilla (bueno, en realidad a un pueblo pegado a Sevilla llamado Castilleja de la Cuesta), tras interminables horas al teléfono (nos dormíamos, sobre todo yo, hablando al teléfono), tras muchas risas compartidas creí que sentía algo más por ella, tal vez sentía algo más por ella porque de no ser así no le habría dicho que la quería, pero supongo que era un "te quiero" condicional, aunque los "te quiero" nunca son condicionales, y es que aunque lo pasábamos muy bien juntos, a pesar de que sentía un cariño enorme por ella supongo que había algo que fallaba entre nosotros, ahora con el paso del tiempo diría que falló la comunicación, creo que sobraron risas y faltó diálogo, aunque hablábamos y no poco.

El final de esta historia fue bastante triste, supongo que aquí fui yo el malo, pero he de decir que lo hice porque me sentí agobiado, atrapado, supongo que porque empezaba a descubrir que no la quería como debiera y que le iba a hacer daño, fuera por lo que fuese ella sufrió por mi culpa y eso es algo que supongo que le enseñaría cosas... pero pocas o ninguna buenas, he de decir que ella a mi sí. En fin, por si sirve de algo, lo siento Mamen, aunque nunca llegues a leer esto, lamenté hacerte daño.

12 Dejaron su granito de arena...

Blogger Chasky desde el desierto dijo...

Alaaaaa que malvado es el Dammy, y yo que creía que eras un buenazo, jejej. Estas cosas pasan y si no sentías lo que creías que debías sentir mejor decir las cosas claras lo antes posible, seguro que aprendió un montón de cosas la chavala y habrá adquirido algo de experiencia de aquel suceso.

lun. nov. 06, 07:30:00 p. m. 2006  
Blogger Mary desde el desierto dijo...

Estoy de acuerdo con chasky, mira, en todas las historias alguien sufre lo que pasa es que normalmente es quien lo cuenta y los demas llaman capullo al otro, jejej. Lo importante es que lo hiciste porque si no el daño podría haber sido peor. De todas formas, aunque "malo" algo si le enseñaste...

lun. nov. 06, 07:34:00 p. m. 2006  
Blogger Bego desde el desierto dijo...

Quizá no puede perdonarte aun, quizá al contrario lo entendió en su interior en seguida, a lo mejor ahora te lo agradece y ha usado esa experiencia mas tarde.
Lo importante es q t honra el no haber jugado con ella y t honra el pedirle perdon ahora y el darte cuenta de tus errores.
Muackz, buenazo :)

lun. nov. 06, 07:39:00 p. m. 2006  
Blogger Inés Perada desde el desierto dijo...

Bueno, con el tiempo uno/a agradece todas las experiencias vividas, y al contrario de lo que dices, ninguna es mala...y recuerdo yo ahora una que podría calificarse de "nefasta"...pues ni ésa. Ni esa hoy la calificaría de "mala"...¡pobre de aquel o aquella que no tenga experiencias que contar...!

No, Dammy, uno nunca es el "malo" porque deje a alguien, porque eso cuesta, y mucho...cuando eres una persona íntegra, duele hacerlo, pero a veces es inevitable. Porque cuando uno ama, no necesita preguntarse si lo hace ¿verdad? y todo lo demás, si no se está en el mismo plano y ambos de acuerdo, sólo provocaría dolor .

Quédate con la idea de que ambos os enseñásteis.Y hoy seguro que te recuerda con cariño. Porque con el tiempo nos damos cuenta de quien hace las cosas sin querer herir y quien las hace sin importarle el dolor ajeno. Te aseguro que nos damos cuenta...

Besicos, Dammy...

lun. nov. 06, 08:04:00 p. m. 2006  
Blogger RosaAmarilla desde el desierto dijo...

En este post siento decirte que yo me siento la Mamen de la historia. A mi tambien me dejaron después de decirme muchos te quiero, después de muchas horas de risa, después de muchos momentos, a mi tambien me dejaron por que se había agobiado, por que yo le daba más de lo que él me podía dar a mi. Ese fue mi último amor, la última persona que dentro de unos días hará dos años que nos conocimos, y que ahora está lejos de mi. Y duele, duele por que sigo hablando con él, duele por que se aunque no me lo ha contado él, no se ha atrevido, que está con otra persona, y duele por que se que está ahi, y está lejos.
Mejor que no lo lea Dammy, mejor que le pidas perdón en la oscuridad, y que nunca lea que se lo estás pidiendo, por que eso, eso duele.

Besotes gordotes.

lun. nov. 06, 10:46:00 p. m. 2006  
Blogger Xufeta desde el desierto dijo...

Pues a mi no me parece que hayas sido tan malo, hiciste bien en no engañarla y no engañarte tu.

mar. nov. 07, 12:15:00 a. m. 2006  
Blogger Antonio J. desde el desierto dijo...

cuanto mas drama en los post, mas comentarios...

jejeje

Bonita (y triste) historia.

Te devuelvo uno de tus blogabrazos, q siempre son bien recibidos.

;)

mar. nov. 07, 02:18:00 a. m. 2006  
Blogger Amaranta desde el desierto dijo...

Así es la vida y sobre todo el amor cuando se acaba, unas veces nos hacen daño y otras somos nosotros los causantes de él, cuando una historia sale mal siempre tenemos que representar uno de esos papeles.
Me parece que en tu relación con el amor mi tierra (Andalucía) está muy presente: primero Granada, ahora Sevilla...en fin me gusta los post en los que hablas de tu vida.
Un abrazo desde Málaga.
Amaranta
P.D.: Geniales los videos de Eugenio

mar. nov. 07, 01:18:00 p. m. 2006  
Blogger Afrodita desde el desierto dijo...

Muchas veces hacemos daño sin querer a quienes más nos quieren...Pero debe ser q el destino no era q estuvierais juntos...
Besotes

mié. nov. 08, 12:17:00 a. m. 2006  
Anonymous Dragoncete desde el desierto dijo...

Amigo mio, siempre se aprende algo. Y una cosa es cierta, no creo que obrases mal. Yo creo que en todo momento hacías lo que creías que tenías que hacer, si creías que sentías algo actuabas en consecuéncia, y cuando te diste cuenta de que no era así también.

El daño siempre existe en esos casos, pero piensa que cuando una de las dos partes no funciona es lo normal, y esta parte siempre será considerada "la mala", aunque no sea realmente así. Son cosas que pasan.

Si no hay intención de hacer daño no hay maldad, simplemente es lo que hay.

Un abrazote

jue. nov. 09, 08:53:00 a. m. 2006  
Anonymous Anónimo desde el desierto dijo...

Realmente ni siquiera sabes qué fue lo que ella aprendió, ni si tenía algo que ver con lo que has contado.

lun. ene. 16, 05:56:00 p. m. 2012  
Blogger Dammy desde el desierto dijo...

Anónimo, bonito nombre. Desde luego, esto es mi versión, incluso diría más, mi versión en 2006, posiblemente ahora daría otra versión, y quien sabe si dentro de 10 años daría otra muy diferente, la edad te enseña y te hace aprender y ver cosas que antes no veías y ahora... puedes ver un poco más.

Un blogsaludo y gracias por comentar, Anónimo.

vie. ene. 27, 04:13:00 p. m. 2012  

Publicar un comentario

<< Home