miércoles, agosto 04, 2010

Yo sé lo que es ir a 400 kms/h.

Yo era joven, apenas haría un año que tenía el carnet de conducir y mi vehículo era lo que algunos de mis amigos denominaban como “el tigra”, y no por su diseño deportivo, ni por formar parte de la gama de los Ford, no, más bien esa denominación le fue dado por su “rugido”, digamos que a mí se me escuchaba llegar 5 kilómetros antes de llegar a mi destino. El coche en cuestión era un Ford Fiesta el cual no recuerdo si llegaba a los 1000cc, ¿caballos? Pues creo que no muchos más de los que usaría un carruaje del siglo XIX.

Entre los posibles lectores e incluso hasta en los imposibles, habrá quien conozca el que posiblemente sea la bajada más conocida de Murcia, el puerto de la cadena, para quien no lo conozca les diré que es como cualquier puerto de cualquier ciudad entre montañas, es decir, con muchas curvas y con una inclinación que podría hacer las delicias de cualquier kamikaze. Este puerto, que recientemente ha sido reformado hace unos años no estaba tan reformado, aunque en la época que sitúo lo que ahora narro ya había una autovía con un par de carriles para cada sentido, ¿suficiente? Sí, para ir a una velocidad moderada y con un coche seguro, sí.

Supongo que ahora si alguien sabe sumar, y creo que en eso sois mayoría (por lo menos hasta 10 es fácil, ¿no?), habréis pensado, 400 kms/h. + coche + puerto inclinado igual a cuento chino o dicho de otra manera, una tremenda mentira, pero no, no estoy contando ninguna trola… Bajé todo el puerto a toda velocidad, sin mirar el cuenta kilómetros (no había tiempo para ello, la concentración estaba toda en la carretera) hasta que ya al final, cuando todavía había una inclinación considerable pero la curva dejaba paso a una primera recta y a la posibilidad de mirar la velocidad vi algo que parecía increíble en ese vehículo, no, no eran 400 kms/h. eran 150 kms/h. que, creedme, en ese coche es como si Fernando Alonso pusiera su Formula 1 a 400 kms/h. en Mónaco.

Y ahora es cuando os digo… Maaaaaal, muy maaaaaal… Niños malos, no hagáis eso nunca jamás, ahora lo pienso, años más tarde, con la cabeza algo más asentada y joder… creedme, es una suerte de que este hoy vivo a pesar de que no ocurriera nada, afortunadamente.

Y hasta aquí este post después de muuuuuuuuuuuuuuucho tiempo… Esperemos que dentro de poco me vuelva a dar la vena narrativa porque la verdad, esto esta lleno de telarañas, jeje.

Etiquetas: , , ,

4 Dejaron su granito de arena...

Blogger Jose desde el desierto dijo...

Ains!!! Inconsciente!!! En fin, por fortuna no paso nada entonces... y que ademas con el tiempo se te ha pasado.

P.D.- Si que hacia tiempo si...

mié. ago. 04, 09:16:00 p. m. 2010  
Blogger Ika desde el desierto dijo...

Y cuando pisaste el freno el coche no se desmontó ni nada? jaja
Inconscienteeee!!! Pero a quién se le ocurre??????

No estaría mal que te entrase la vena narrativa de nuevo.. que ya sabes que las arañas y yo no nos llevamos nada bien ;)

jue. ago. 05, 11:18:00 a. m. 2010  
Blogger Chasky desde el desierto dijo...

Qué sorpresón el volver a leerte de nuevo. Vamos hombre anímate a seguir publicando que con que te pongas un ratillo te salen los posts como churros.

mar. ago. 10, 10:07:00 p. m. 2010  
Anonymous Dragoncete desde el desierto dijo...

Loco! XD

Eso si, debo reconocer que cuanto tuve mi primer coche, ese GRAN Seat Panda, lo puse en autopista a 120 y se plegaron los retrovisores, pasando así a modo aerodinámico.

Hay coches que no deberian salir de ciudad.

mié. ago. 18, 01:40:00 p. m. 2010  

Publicar un comentario

<< Home